fbpx

El consumo de la marihuana en los jóvenes colombianos

Uncategorized

Alrededor de la marihuana rondan diferentes tipos de mitos favoreciendo su consumo, como que, tiende a tener poderes curativos, potencia el desarrollo y las habilidades creativas, es medicinal y natural, entre muchas otras creencias, que terminan reduciendo la percepción de riesgo sobre su consumo.

 

La marihuana también conocida coloquialmente entre los jóvenes como: weed, hierba, ganja, Mary Jane, María juana, y un sinfín de términos que paradójicamente la asocian con una sustancia cool, divertida, que relaja y permite aflorar el lado más creativo y abierto de cada uno; es en realidad una mezcla potencialmente peligrosa, y aunque la mayoría piense que no es adictiva y que es muy difícil quedarse “enganchado”, pasa todo lo contrario, sobre todo porque el contenido de THC  o tetrahidrocannabinol tiende a variar, siendo cada vez  más alto, produciendo mayores alteraciones en el cerebro y con mayor duración.

 

Así mismo las formas de consumo han cambiado con los años, ya no solo se aspira por medio de un cigarrillo, porro o bong, sino que también se mezcla con alimentos, se preparan infusiones o se suministra por medio de vaporizadores, haciendo que sus efectos sean aún más prolongados y potentes.

 

Más allá de lo chévere o divertida que pueda parecer para algunos jóvenes, realmente es una de las drogas más adictivas, después del tabaco y el alcohol; convirtiéndose en la responsable de muchos de los “viajes” por consumo experimental o frecuente, de los que podrían ser nuestros hijos, sobrinos, hijos de amigos o conocidos. La marihuana es la antepuerta al consumo de otra clase de sustancias psicoactivas que pueden llegar a ser mucho más fuertes, generando un mayor grado de adicción. A continuación te contamos algunos datos claves a tener en cuenta, si crees que tus hijos consumen o han consumido marihuana.

 

¿A qué edad comienzan a consumir marihuana los jóvenes?

Generalmente son los hombres quienes comienzan el consumo de marihuana, alrededor de los 18 años o finalizando la adolescencia, teniendo un año de diferencia con las mujeres, pero son ellos quienes tienden a presentar mayores índices de consumo, estando vulnerables a quedar atrapados en un círculo de consumo y abriendo la posibilidad a probar con otro tipo de drogas ilegales.

¿Por qué los jóvenes comienzan a consumir marihuana?

Las respuestas pueden ser muchas, la marihuana ha sido considerada durante muchos años, como una sustancia que favorece las habilidades creativas, genera estados de paz y relajación, tiene efectos curativos porque se cree que es natural, es menos perjudicial y adictiva que el cigarrillo, porque un porro al año no hace daño, y cientos de mitos más que perpetúan un imaginario colectivo alejado de la realidad y los verdaderos efectos que causa en los jóvenes y consumidores.

¿Qué efectos tiene la marihuana si es consumida con mucha frecuencia?

Para muchos es una droga recreativa o de iniciación a las sustancias ilegales, desconociendo sus verdaderos riesgos a corto, mediano y largo plazo; existen estudios científicos que demuestran que su consumo frecuente puede producir adicción, especialmente cuando se consume en la adolescencia, aumentando el riesgo de padecer problemas de atención, memoria, aprendizaje, sin mencionar que también pueden desarrollar enfermedades como el cáncer o afecciones pulmonares, derivadas de las sustancias que contiene el cannabis.

 

¿Qué produce la marihuana en el cerebro haciendo que la persona se “enganche”?

Las investigaciones muestran que cerca de 1 de cada 10 consumidores de marihuana se convertirá en adicto y esta cifra aumenta, si se empieza a consumir antes de los 18 años de edad. La marihuana tiende a tener un efecto sedante, ansiolítico o tranquilizante, reduciendo la ansiedad, el estrés y podríamos decir que anestesia a los jóvenes, disminuyendo su malestar psicológico en general. Y ahora, si hablamos sobre una población joven, con problemáticas emocionales o inclusive depresivas, que no han podido solucionar, esta droga se convierte en un refugio o cómplice ideal, para apaciguar todos los contratiempos que lo aquejan, llevando así a que se vuelva una adicción.

 

¿Cómo identificar comportamientos o actitudes de consumo en tu hijo?

Esta es una pregunta difícil tanto para el que la hace, como al que se la hacen, y seguramente desearías tener otro tipo de conversaciones con tu hijo o hija adolescente; sin embargo si has detectado comportamientos diferentes y extraños, y sospechas que tus hijos están consumiendo marihuana o haz encontrado droga en su ropa o cajones, lo mejor será afrontar la situación en donde tengas la capacidad de entender, ¿por qué lo está haciendo o  qué lo ha llevado a consumir? Antes de regañarlo, juzgarlo e increparlo. Las conductas que pueden ser alertas son:

 

  • Notar comportamientos agresivos o cambios extremos en su estado de ánimo.
  • Dificultad para recordar cosas que acaban de suceder
  • Empezar a notar que miente con frecuencia
  • Desinterés por el estudio o actividades que antes le gustaban
  • Encontrar objetos o accesorios que se usan para el consumo de drogas.

En Volver, hemos ayudado a diferentes tipos de personas a superar las adicciones, entre ellas cientos de jóvenes que han iniciado en el consumo del cannabis o la marihuana; durante más de 25 años, hemos atendido y asesorado no solo al adolescente a encontrar su sentido de vida, sino también a la familia, teniendo siempre presente que son uno de los músculos principales en el proceso de recuperación. Si te sentiste identificado o pensaste en alguien, mientras realizas la lectura, ponte en contacto con nuestro equipo de trabajo para agendar una valoración oportuna.

Compartir :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes

Sobre nosotros

Somos el Colectivo Aquí y Ahora, el lugar donde la vida recupera su sentido.
Centro de Salud mental y adicciones

Colombia

Tratamiento

Prevención

México

Contáctanos

Estamos aquí para ayudarte